¿Usar gafas o lentes de contacto?

La decisión de usar gafas o lentes de contacto va sujeto a las preferencias estéticas y modo de vida de la persona. No es que una sea mejor que la otra, ambas son efectivas y las dos opciones son óptimas para solucionar nuestros problemas en la visión.

Las gafas tienen muchos beneficios respecto a los lentes de contacto: no necesitan de tanta limpieza, no es necesario tocarse los ojos lo cual disminuye ampliamente todo tipo de infección ocular. Los anteojos suelen ser más baratos comparados con los lentes de contacto debido a que no necesitan ser reemplazados con frecuencia.

También los anteojos tienen una particularidad que los lentes de contacto no tienen y es que pueden ajustarse a la luz que recibe el ojo para alcanzar un bienestar en la visión. Si bien existen lentes de contacto que pueden “bloquear” parcialmente la luz que ingresa en el ojo, las gafas pueden bloquear al 100% los rayos ultravioletas.

Las gafas, específicamente los armazones, pueden ser una extensión de su outfitt.

Como dijimos anteriormente, cada una de las opciones tiene sus bondades en el uso. En cuanto a los lentes de contacto podemos decir que se adaptan al globo ocular por lo que la visión (la periférica) no se obstruye. Practica un deporte o actividades sin temor a que los lentes se caigan o se rompan también es posible.

Y como las gafas también los lentes de contacto pueden ser una extensión de tu look, por ejemplo, usando los lentes de contacto cosméticos para cambiar de color.

Entonces ¿cuál elegis? recuerda que eso va por tu cuenta, desde Imagine One ya te mostramos tus opciones.