Dormir con los lentes de contacto puestos

Dormir con los lentes de contacto puestos puede tener consecuencias para tus ojos debido a la falta de oxígeno y lágrimas, desde incomodidades leves como sequedad, enrojecimiento, picor y hasta complicaciones más graves como queratitis y úlceras o inflamación de la córnea.

Pasos a seguir si te quedas dormido con los lentes de contacto por un descuido:

  • No te quites los lentes de contacto. Seguramente estén resecas y pegadas al ojo.
  • Masajea con suavidad tus párpados para que el ojo comience a lubricarse de modo natural.
  • Si los lentes continúan secos utilizar lágrimas artificiales.
  • Por lo que queda de día, intenta no utilizar los lentes de contacto ese día.
  • Si continúas con molestias en el ojo acude al oftalmólogo.

Si dormís con los lentes de contacto se convierte en un hábito podes terminar sufriendo problemas más graves:

  • Queratitis, inflamación de la córnea
  • Conjuntivitis derivada de la inflamación constante
  • Infecciones bacterianas o víricas, como la conjuntivitis
  • Úlceras en la córnea

Lentillas para dormir: Existen, sin embargo, algunos tipos de lentes de contacto que sí se pueden utilizar para dormir: las lentillas de uso prolongado. Se trata de lentes de contacto mensuales o quincenales (ya que las diarias se tienen que desechar al final de cada jornada) fabricadas con materiales mucho más permeables al oxígeno, sobre todo el hidrogel de silicona, que se pueden llevar puestas durante varios días de forma ininterrumpida, tanto por el día como por la noche. Estas lentillas para dormir están indicadas para personas con necesidades especiales o con estilos de vida muy concretos, que necesitan llevar puestas las lentillas de forma constante. 

En Imagine One estamos disponibles para asesorarlos al momento de la compra. De lunes a sábados en las franjas horarias de 8 a 20 hs de lunes a viernes y sábados de 9 a 13 hs. Por mail o por teléfono.