¿Qué es la conjuntivitis? ¿Cuántos tipos hay?

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, membrana mucosa que recubre el interior de los párpados, y que se propaga a la parte anterior del globo ocular hasta llegar a la córnea.

Presenta unas manifestaciones comunes (enrojecimiento, lagrimeo) y otras según su causa (legañas matinales en las infecciosas, ganglios aumentados en las víricas, picor en las alérgicas, etc.), con una duración de 1 a 3 semanas.

Características

Hay conjuntivitis infecciosas bacterianas o virales y también está la conjuntivitis alérgica o irritativas.

  • Las conjuntivitis infecciosas bacterianas se caracterizan por producir secreciones abundantes y amarillentas. También presentan formación de papilas en la conjuntiva palpebral.
  • En cuanto a las conjuntivitis infecciosas virales, que son las más frecuentes, están producidas generalmente por adenovirus, y presentan menos legañas, pero puede darse una posible afección corneal. Son muy contagiosas y aunque habitualmente remiten espontáneamente, se prescribe un tratamiento sintomático tópico y lavados frecuentes con suero fisiológico.
  • Las conjuntivitis alérgicas están causadas por una respuesta excesiva de nuestro organismo frente a un agente externo (alérgeno). Normalmente, son estacionales.
  • La conjuntivitis por cuerpo extraño se puede producir debido a la entrada de un elemento externo en el ojo, como puede ser polvo, arenilla, etc. 

Por otro lado, un uso inadecuado de las lentes de contacto, o la falta de desinfección de las mismas, también puede ocasionar la incubación de microbios y puede derivar en una conjuntivitis.

¿Cómo desinfectar?

Lávese las manos con agua y jabón antes de tocar las lentes de contacto. Si es posible, utilice un jabón anti bacterias y séquese las manos con una toalla que no suelte pelusa. No utilice jabones a base de aceite o perfumados, ya que podrían empañar o ensuciar las lentes. Utilice una dosis nueva de solución de limpieza para lentes de contacto cada vez.

No utilice agua corriente ni esterilizada, saliva, solución salina ni colirios humectantes. Ninguno de estos productos sirve para desinfectar y limpiar correctamente las lentes de contacto. Frote las lentes de contacto con los dedos y después enjuáguelas con solución de limpieza.