Mitos con respuesta sobre los lentes de contacto

Mitos sobre los lentes de contacto, ustedes dirán, ¿cuáles? Pero las personas crean verdades que no lo son, algunos lo habrán experimentado en su óptica con las consultas de los clientes.

Ahora bien, iremos aclarando las más frecuentes:

  • ¿Los lentes de contacto son mejor que los anteojos?

Sí y no. Las lentes de contacto aportan múltiples ventajas sobre el uso de gafas como enumeramos ya en otro artículo anterior, pero también requieren unos protocolos de uso y mantenimiento superiores al uso de gafas. La higienización es uno de los puntos de mayor diferencia.

  • ¿El uso de los lentes de contacto es peligroso?

Muchas personas usan lentes de contacto de forma segura todos los días. Sin embargo, hay que ser consciente que los lentes de contacto son artículos sanitarios de adaptación individualizada por lo que, antes de adquirir sus lentes, debe siempre acudir a un profesional óptico para que le realice de forma personal las pruebas de tolerancia y adaptación, pruebas fisiológicas y controles de selección, entre otros, antes de prescribirle sus lentes.

  • Limpieza y mantenimiento de lentes de contacto: ¿Es difícil?

En absoluto, pero es importante usar siempre los productos y soluciones recomendados por su profesional y no cambiarlos sin su consentimiento.

  • Al principio suelen ser incómodos y no todos lo aguantan.

Los lentes de contacto actúan en íntima relación con la córnea flotando sobre ella, insertadas en la capa lagrimal; es decir, prácticamente nunca tocan la córnea, las leves molestias iniciales se suelen producir por el roce de los parpados sobre los lentes. Los materiales de lentes más actuales reducen esta sensibilidad y proporcionan una adaptación muy rápida.

  • Son costosos

Si los lentes de contacto le parecen un producto caro no lo está comparando bien ni viendo todas sus ventajas. Cuando piense en lentes de contacto no piense en un ‘plástico’, los lentes son productos sanitarios con unas propiedades fisicoquímicas y fisiológicas específicas, bio-compatibles con los ojos y su metabolismo.